Una Mamografía es una radiografía de la mama y es utilizada para el diagnóstico temprano del Cáncer de Mama en las mujeres.

La mamografía es la mejor prueba para detectar el cáncer de mama en sus etapas iniciales, incluso mucho antes de que se pueda sentir con la palpación con el Autoexamen de Mamas. Muchas mujeres a las que se les detecta el cáncer de mama en forma temprana pueden vivir más tiempo y llevar una vida saludable.

La edad recomendada para hacerse un Mamografía por primera vez es a los 35 años.

¿Como es el procedimiento?

Al llegar al consultorio medico, el personal de salud le explicará el procedimiento y podrá hacer preguntas al respecto.

No se requiere que vaya en ayuno, ni tampoco requiere sedación.

Si está embarazada o tiene sospecha de que pueda estarlo, deberá informárselo al médico. Evite usar desodorante, perfumes, talcos o pomadas en los senos el día en que se vaya a hacer la mamografía, ya que podría interferir con el procedimiento.

Usualmente este es el proceso que se sigue cuando se realiza una mamografía:

  • Se le pedirá que se quite la ropa de la cintura hacia arriba, joyas o cualquier otro objeto que pueda interferir con el examen.
  • El técnico le podrá preguntar cosas como que si se ha notado bultos u otros cambios en sus senos, para así estar más atentos a esas zonas.
  • Se le indicará que se coloque de pie delante del mamógrafo, y se le acomodará una de las mamas sobre una placa cubriendola con otra placa, y presionando firmemente.
  • Las placas aplanarán la mama y la mantendrán inmóvil mientras se saca la radiografía. Usted sentirá algo de presión.
  • Posteriormente le sacarán una radiografía de la otra mama de la misma forma.
  • Acto seguido, se repiten los mismos pasos para sacar imágenes laterales de cada mama. 
  • Deberá esperar a que el auxiliar de laboratorio verifique que salieron bien las cuatro placas de rayos X y que no haya necesidad de volver a tomar las imágenes.

Este procedimiento no tiende a ser doloroso, generalmente solo ocasiona un poco de molestia.

El técnico no puede comentarle los resultados de su mamografía. Será el radiólogo, un médico especializado en esta área, el encargado de interpretar sus imágenes y redactar un informe, indicando la presencia o no de signos prematuros de cáncer u otros problemas.