1. No debe estar menstruando, el mejor momento es entre 10 y 20 días después del primer día del período menstrual.
  2. Evitar 48 horas antes de la citología el uso de duchas vaginales, medicamentos vaginales (cremas, óvulos), espumas, cremas o gelatinas espermicidas (excepto cuando sea indicado por el médico) así como tener relaciones sexuales.
  3. Trate de no postergar la cita

Hay dos tipos de resultados. Si el resultado es normal, puede esperar el periodo recomendado de tres años para hacerse otro. Si el resultado es anormal, significa que el médico encontró algunas células anormales, lo cual no quiere decir que necesariamente usted tenga Cáncer, sino que se pueden llegar a convertir en Cáncer, en este caso, le pedirán que vuelva al consultorio médico para hacerse más exámenes de seguimiento.

La prevención es la mejor arma para combatir el cáncer femenino. La distancia entre un chequeo y otro debe ser de un año. Escoge el día y no esperes a que sea demasiado tarde.

El sexo es un aparte maravilloso de nuestra vida pero es importante ser responsable. La distancia entre tú y la persona que amas puede acortarse con precaución. Los VPH se transmiten sexualmente y causan la mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino. Protégete.

Recuerda que una vez iniciada tu vida sexual debes realizarte una citología anualmente, mamografía a partir de los 35 años, y colonoscopia desde los 50, si no tienes antecedentes familiares.