El consumo de cigarrillo va en ascenso. Cada día la población vulnerable, adolescentes y mujeres, están adquiriendo el hábito de fumar. Esta situación preocupa enormemente a la Sociedad Anticancerosa de Venezuela ya que se registra un incremento de la incidencia en Cáncer y en específicamente en Cáncer de Pulmón. Por este motivo nos dirigimos a los fumadores y fumadoras para aclararles algunos mitos que comúnmente son expresados y defendidos por ellos.

Cuando hablamos de Salud, o de buena Salud, nos referimos al bienestar a nivel físico, mental y social de una persona, no nos referimos solo a la carencia de afecciones o enfermedades.

La salud de una persona depende en gran parte a su estilo de vida, o sea, que hábitos y costumbres posee esa persona, las cuales pueden ser beneficiosas para su salud, pero muchas veces pueden ser dañinas, a tal modo de que influyan de una forma negativa sobre ella.

La Pirámide alimenticia es una forma de representar una guía básica de lo que la población en general debería comer rutinariamente, para así tener una vida más saludable.

En esta Pirámide podemos ver 5 grupos de alimentos, empezando por la base como los más importantes, y terminando en la punta de la misma, como los menos importantes:

Una buena nutrición o alimentación balanceada, es aquella que involucra todos lo nutrientes necesarios para el buen desarrollo de cada uno de nosotros.

Entre 30-40% de las muertes por cáncer se relacionan con factores alimentarios.

Se estima que un cambio en la alimentación puede reducir la incidencia global del cáncer entre este mismo porcentaje.

No comer suficientes alimentos con vitaminas podría desempeñar una función en el surgimiento de esta enfermedad.

Tres de cada diez cánceres pueden ser atribuidos a una alimentación inadecuada, sobre todo cuando se trata de cáncer de mama, próstata y vías digestivas.  

La prevención del cáncer es una tarea que parte desde el hogar.

Lo principal es tratar de aumentar la cantidad de Vegetales, Frutas y verduras que consumimos diariamente, ya que estas tienen un alto contenido de vitaminas, minerales, y fibras.

Lo recomendado es 5 raciones entre vegetales, verduras y frutas.
No se remienda que alguna de ellas de coma cruda.

Las personas que consumen 5 porciones de frutas y verdura al día son más felices y gozan de mayor salud mental que el resto de la población, según un estudio británico que acaban de dar a conocer científicos de la Universidad de Warwick, Reino Unido.

Empezar por pequeños cambios de alimentos en las comidas, es una forma práctica de empezar a tener una dieta más saludable. Aquí le damos varios ejemplos:

Desayuno

  • Leche entera o completa por leche descremada
  • Jugos de frutas en cartón o lata por jugo de frutas naturales
  • Huevos fritos por huevos sancochados
  • Arepas fritas por arepas asadas
  • Pan blanco por pan integral
  • Pastelitos dulces por barritas de cereales con frutas
  •  Yogur dulce por yogur natural

¿Qué es la obesidad?

La obesidad es un estado en el que una persona tiene una proporción anormalmente alta e innecesaria de grasa en el cuerpo. El sufrir de esta enfermedad no sólo repercute en nuestra apariencia física, ya que la obesidad está asociada con riesgos mayores de los cánceres de esófago, de seno (después de la menopausia), de endometrio, de colon y de recto, de riñón, de páncreas, de tiroides, de vesícula biliar y posiblemente de otros tipos de cáncer.

La gente obesa tiene también un riesgo más alto de enfermedades coronarias del corazón, de apoplejía, de tensión arterial alta, de diabetes y de muchas otras enfermedades crónicas.

El idear una lonchera apetitosa, nutritiva y económica es un reto para los que estamos a cargo de la alimentación de niños, ya que debemos seleccionar alimentos que permitan a nuestros hijos crecer y desarrollarse de una forma sana y adecuada.

El objetivo de una buena lonchera es que incluya alimentos que tengan los requerimientos nutricionales que necesita cada niño. Por ello, debe ser balanceada; variada en sabores, texturas y colores; con alimentos fáciles de manipular y comer, y que al mismo tiempo sean familiares para el niño.

Una de las mayores preocupaciones que existe hoy en día a nivel mundial, es la Obesidad en los niños. Hay un gran número de niños con sobrepeso u obesos.

Hay muchas cosas que los padres pueden hacer para que sus hijos hagan más ejercicios físicos. Acuérdese que los niños aprenden de los adultos, así que dele el ejemplo sus hijos y acostúmbrelos a tener alguna actividad física durante la semana, o inclusive realice alguna actividad física con ellos, como por ejemplo pasear en bicicleta o juagar al futbol.

Escoja con su hijo una actividad que sea divertida y que le llame la atención, así no solamente tendrá más tiempo para pasar con sus hijos, sino que también hará un cambio en él y pasara a formar parte de una rutina. Vaya al parque después de la escuela, a zonas de juegos que estén cerca de la casa, a las piscinas públicas o inscríbalo en grupos de deportes de la escuela.

Otro aspecto importante es la alimentación de sus hijos, le invitamos a navegar entras en el artículo La nutrición en los niños o visitar nuestra página http://www.laloncherademihijo.org/ en la cual le damos consejos de buena alimentación para los más pequeños.

El Cilantro El Aguacate Los Frijoles
Contienen alto contenido de fibra, lo cual ayuda a prevenir los niveles del azúcar en la sangre a subir rápidamente después de comer, esto hace que los frijoles sean una excelente selección para las personas con diabetes, resistencia a la insulina o con hipoglucemia.
La Yuca
Contiene mucho almidón lo cual la convierte en una fuente alta de energía. También contiene vitaminas C, B2 y B6, además de ser alta en magnesio y potasio.
Maiz
Tiene un alto contenido de Hidratos de carbono de fácil digestión, lo cual lo convierte en un alimento ideal para los niños. También contiene Magnesio y vitaminas B1, B3 y B9.
Plátanos
El plátano es caracterizado por su riqueza en potasio, lo cual ayuda a equilibrar el agua del cuerpo al contrarrestar el sodio y favorecer la eliminación de líquidos.
Arroz
El arroz es un cereal sano y nutritivo y tiene cualidades que lo vuelven ideal en cualquier tipo de dieta. Es muy bajo en grasas, y alto en almidón.Es también rico en vitamina B1 y hierro.
Guayaba
La Guayaba tiene un alto contenido de vitamina C, hierro, calcio y potasio. Es muy beneficiosa para la piel, vista, oído y el aparato respiratorio.
Mango
Por su riqueza en ácidos, vitamina C y especialmente por su alto contenido en Vitamina A, el mango constituye una buena fruta antioxidante que dota al organismo de un poder defensivo en contra de la degradación de las células.

Algo muy importante que tenemos que tomar en consideración, es el hecho de que el exceso de alimentos ricos en carbohidratos (Panes, dulces, chucherías) aumentan los niveles de glucosa que tenemos en la sangre.

El exceso de hidratos de carbono se convierte en grasa por efecto del normal funcionamiento metabólico.

El ejercicio físico que se hace rutinariamente en especial los ejercicios aeróbicos, son de mucha importancia para todas las personas.

Esta actividad física nos beneficia de muchas formas, nos ayuda a mantenernos en el peso ideal, a quemar calorías y a mantener una mente sana.

El ejercicio hace que nuestro cuerpo produzca una sustancia química llamada Endorfina, la cual nos produce una sensación de tranquilidad y hasta nos hace sentirnos felices y más activos.

Realizar cualquier tipo de actividad deportiva, por lo menos dos veces a la semana ayuda a que tengamos una vida más sana y saludable, además de distraernos de la vida cotidiana, nos da mucha energía.

Lo recomendado es hacer 30 MINUTOS de ejercicio cardiovascular a intensidad moderada al día o hacer 20 min de ejercicio cardiovascular intenso 3 días por semana, es lo aconsejable para mantenernos sanos.

Muchas de las muertes asociadas al cáncer, se deben a obesidad y a llevar una vida sedentaria. Por esta causa el hacer ejercicios físicos rutinariamente es una buena arma de lucha contra esta enfermedad. Se sabe que muchísimas personas practican deportes como prevención de enfermedades del corazón, pero lo que no se sabe es que es de gran importancia en la prevención de muchas otras enfermedades, entre ellas el cáncer.

  • El sobrepeso aumenta el riesgo de desarrollar cáncer.
  • Acorta la distancia que te separa de tu peso ideal.
  • No lo sigas pensando y llévalo a la acción.
  • Comienza hoy mismo a cuidarte.
  • El descanso es importante, pero la actividad física también lo es.
  • La distancia entre quedarte durmiendo unos minutos más y salir a ejercitarse sólo puedes acortarla tú.
  • Comienza hoy mismo con una rutina que te divierta. No dejes que pase otro día.

30 minutos de ejercicio diarios forman parte de la prevención del cáncer y además contribuyen en muchos otros beneficios para tu salud.

La falta de actividad física aumenta entre 20 y 30% el riesgo de padecer cáncer.

Si usted cree que es muy costoso, o que no le alcanza el tiempo, trate de hacer una rutina para cada semana. Da igual a qué hora del día lo haga, lo importante es hacer un mínimo de 30 minutos al día. Prográmelo en su teléfono móvil o en su agenda personal, como si fuese una cita importante.

Es importante tener en cuenta que cuando uno no está acostumbrado a realizar ejercicios físicos, tenemos que tomárnoslo poco a poco, empezar por rutinas fáciles y cortas, y gradualmente ir aumentando tanto la intensidad como el tiempo.

Es aconsejable reunirse con otras personas para hacer grupos de ejercicios, de esta manera la experiencia se hace más divertida.

Existen muchos deportes como el tennis, trotar, andar en bicicleta, caminar, aerobics etc… que se pueden hacer en la casa o aire libre sin la necesidad de tener que inscribirse a un gimnasio si le parece demasiado caro.

Los malos hábitos de salud, son aquellas acciones o conductas negativas que son repetidas por una persona de un modo sistemático. Estas acciones o conductas tienen consecuencias negativas en la salud, traen daños irreparables, son difíciles de corregir y conllevan a tener una peor calidad de vida.

Hay que aprender a reconocer estos hábitos en cada uno de nosotros, así podremos tener un mejor control sobre ellos y tomar los pasos adecuados para cambiar.

Dentro del grupo de malos hábitos, vamos a citar los que son más dañitos y los que nos hacen más propensos a desarrollar ciertos tipos de cáncer.

Regala buenos hábitos. La distancia que recorres en el camino del bienestar te acerca a los tuyos y te aleja del cáncer. Prevenirlo es cuestión de tener una buena rutina alimenticia y física. Enséñale a tus hijos la importancia de mantenerse sanos y cuidar su cuerpo, así estarán juntos más tiempo.

Es una enfermedad crónica caracterizada por el consumo habitual de tabaco, es decir, una adicción provocada principalmente por uno de sus componentes activos, la nicotina. Esta adicción es un factor de riesgo asociado a enfermedades como el cáncer, bronquitis, ataques cardiacos, accidentes cerebrovasculares y muchas más, razón por la cual se considera que el tabaquismo es una epidemia global.

En un plazo corto, la exposición a los rayos UV produce bronceado y quemaduras de sol. Además de los diferentes tipos de cáncer de piel, los efectos a largo plazo pueden incluir el envejecimiento temprano de la piel, arrugas y "manchas de la edad" o "manchas del hígado". 

Si usted tiene una piel de color clara y que se quema fácilmente, tiene mayor riesgo de padecer cáncer de piel de manera más agresiva que las personas de piel oscura. Pero aún si usted tiene un tono de piel más oscuro o no se quema, la exposición a los rayos UV puede aumentar sus probabilidades de tener un cáncer de piel.

¿Cómo me puedo proteger?

1. Limite la exposición al sol. Los rayos UV son más intensos entre las 10 a.m. y las 4 p.m. Si usted no sabe cuán fuerte está el sol, puede hacer una "prueba de sombra". Si su sombra es más pequeña que usted, los rayos del sol están más fuertes. Recuerde que estos rayos pasan también a través del agua y que la arena y la nieve aumentan su exposición a los UV porque reflejan la luz solar.

2. Cúbrase. Las camisas de mangas largas, pantalones y faldas largas le dan mayor protección, y los colores oscuros bloquean más los rayos UV que los claros. Seleccione telas con tejidos más cerrados para mayor protección. Si puede ver la luz a través de la tela, probablemente ésta no bloquee los rayos UV.

3. No olvide su sombrero. El mejor sombrero es el que tiene de 5 a 8 centímetros de ala por todas partes. Esto protege las áreas sensibles de la cara incluyendo orejas.

4. Bloqueador solar. Busque un producto que tenga 15 o más del factor de protección solar (SPF, por sus siglas en inglés), y aplíqueselo regularmente.

-          Los "bloqueadores solares de amplio espectro, los cuales poseen filtros solares" lo protegen contra los rayos UV.

-          Los bloqueadores solares a prueba de agua son usualmente efectivos por cerca de 80 minutos, más aún cuando esté nadando o sudando.

-          Los protectores solares no resistentes al agua lo protegerán por cerca de 40 minutos en promedio.

Lea todas las instrucciones antes de aplicarse cualquier producto.

Generalmente, se unta el bloqueador solar 30 minutos antes de salir. Básicamente con lo que le cabe en una mano se pueden cubrir los brazos, orejas, piernas, cuello y cara de un adulto promedio.

Repita la aplicación cada 2 horas más si está nadando o sudando.

También use el protector solar labial.

5. Use lentes bloqueadores de los UV. Los lentes para el sol bloquean entre el 99-100% de la radiación UV. Los que dicen “propósito especial” o “Cumple con los requerimientos ANSI UV” bloquean al menos el 99%. Los lentes cosméticos generalmente bloquean el 70%.

6. Evite las cabinas de bronceado y las lámparas solares. Ambos medios irradian rayos UVA y UVB y lo ponen a riesgo del cáncer de piel.