Tres de cada diez cánceres pueden ser atribuidos a una alimentación inadecuada, sobre todo cuando se trata de cáncer de mama, próstata y vías digestivas.  

La prevención del cáncer es una tarea que parte desde el hogar.

Lo principal es tratar de aumentar la cantidad de Vegetales, Frutas y verduras que consumimos diariamente, ya que estas tienen un alto contenido de vitaminas, minerales, y fibras.

Otra buena forma de seleccionar buenos alimentos que nos ayudan a prevenir el cáncer, es dividiéndolos por colores, y sabiendo lo que cada grupo aporta a nuestra nutrición.

Cuando compras los víveres escoges qué comer. La distancia entre una elección u otra puede definir tu vida. Elegir alimentos que nutran tu cuerpo es una inversión en tu salud.

Cerca de 40% de las enfermedades oncológicas se relacionan con malos hábitos alimenticios. Cuida tu peso!!!

Para prevenir el cáncer de vías digestivas incluye frutas, verduras y fibra en tu alimentación. Además recuerda reducir grasas, azúcares y alcohol.

Rojo

En la mayoría de los casos de estos alimentos, como tomates, moras, patilla, toronja, lechosa, guayaba, ají, pimentón, manzanas, rábanos, etc. Su color es procedente del licopeno, el cual es un pigmento que le confiere el color rojo y que tiene propiedades anti-cancerígenas que derivan de sus virtudes antioxidantes. El licopeno ha sido y sigue siendo estudiado por su efecto reductor en las probabilidades del cáncer de próstata, pulmón, estómago, vejiga y cuello uterino.

Morado

Las Antocianinas, Vitamina C, quercetina, reveratrol y compuestos fenólicos, son sustancias que confieren coloración rojiza-purpura-morada o azul, a las hojas, flores y frutos comestibles, como uvas, ciruelas, fresa, berenjena, remolacha, lechugas y repollo morado entre otras muchas. Este grupo ayuda a la prevención de muchos tipos de cáncer ya que ayudan a la eliminación de radicales libres, además de su alto contenido de hierro.

Amarillo

Los betacarotenos son los responsables de la coloración en los alimentos como zanahoria, auyama, lechoza, mandarina, maíz, mango, durazno, piña, apio, melón, limón, pera, membrillo entre otros. Estos alimentos son fuentes precursora de vitamina A; además de otras como la vitamina C. Los betacarotenos son componentes antioxidantes que favorecen a la prevención del cáncer, especialmente en pulmón, boca y estomago. También se ha comprobado que estos pigmentos pueden inhibir el crecimiento de células cancerosas, entre ellas las de próstata.

Verde

Los alimentos verdes son ricos en índoles glucosinolatos, carbinol, vitamina K, y minerales como el potasio, compuestos que están presentes en alimentos como brócoli, repollo, aguacate, espinaca, lechuga (en todas sus variedades), guisantes, kiwi, melón verde, acelgas, albahaca, alcachofas, ají, ajo porro, céleri, plátano entre otros, favorecen el balance hormonal reduciendo así el riesgo de cáncer de ovario, mamas, próstata y estómago.

Blanco

Los alimentos como los ajos, cebolla, cebollín, repollo, alfalfa, espárragos blancos, ajo porro, champiñones, son ricos en compuestos sulfurosos que promueven la producción de enzimas que ayudan a combatir las sustancias carcinogénicas.

Marrón

Son ricos en Lígnanos que actúan como anticancerígenos, principalmente contra en cáncer de colon, próstata, mamas y piel. Las fuentes en las que se pueden encontrar son semillas de lino, ajonjolí, centeno, y productos de grano integral.