En un plazo corto, la exposición a los rayos UV produce bronceado y quemaduras de sol. Además de los diferentes tipos de cáncer de piel, los efectos a largo plazo pueden incluir el envejecimiento temprano de la piel, arrugas y "manchas de la edad" o "manchas del hígado". 

Si usted tiene una piel de color clara y que se quema fácilmente, tiene mayor riesgo de padecer cáncer de piel de manera más agresiva que las personas de piel oscura. Pero aún si usted tiene un tono de piel más oscuro o no se quema, la exposición a los rayos UV puede aumentar sus probabilidades de tener un cáncer de piel.

¿Cómo me puedo proteger?

1. Limite la exposición al sol. Los rayos UV son más intensos entre las 10 a.m. y las 4 p.m. Si usted no sabe cuán fuerte está el sol, puede hacer una "prueba de sombra". Si su sombra es más pequeña que usted, los rayos del sol están más fuertes. Recuerde que estos rayos pasan también a través del agua y que la arena y la nieve aumentan su exposición a los UV porque reflejan la luz solar.

2. Cúbrase. Las camisas de mangas largas, pantalones y faldas largas le dan mayor protección, y los colores oscuros bloquean más los rayos UV que los claros. Seleccione telas con tejidos más cerrados para mayor protección. Si puede ver la luz a través de la tela, probablemente ésta no bloquee los rayos UV.

3. No olvide su sombrero. El mejor sombrero es el que tiene de 5 a 8 centímetros de ala por todas partes. Esto protege las áreas sensibles de la cara incluyendo orejas.

4. Bloqueador solar. Busque un producto que tenga 15 o más del factor de protección solar (SPF, por sus siglas en inglés), y aplíqueselo regularmente.

-          Los "bloqueadores solares de amplio espectro, los cuales poseen filtros solares" lo protegen contra los rayos UV.

-          Los bloqueadores solares a prueba de agua son usualmente efectivos por cerca de 80 minutos, más aún cuando esté nadando o sudando.

-          Los protectores solares no resistentes al agua lo protegerán por cerca de 40 minutos en promedio.

Lea todas las instrucciones antes de aplicarse cualquier producto.

Generalmente, se unta el bloqueador solar 30 minutos antes de salir. Básicamente con lo que le cabe en una mano se pueden cubrir los brazos, orejas, piernas, cuello y cara de un adulto promedio.

Repita la aplicación cada 2 horas más si está nadando o sudando.

También use el protector solar labial.

5. Use lentes bloqueadores de los UV. Los lentes para el sol bloquean entre el 99-100% de la radiación UV. Los que dicen “propósito especial” o “Cumple con los requerimientos ANSI UV” bloquean al menos el 99%. Los lentes cosméticos generalmente bloquean el 70%.

6. Evite las cabinas de bronceado y las lámparas solares. Ambos medios irradian rayos UVA y UVB y lo ponen a riesgo del cáncer de piel.