Algo muy importante que tenemos que tomar en consideración, es el hecho de que el exceso de alimentos ricos en carbohidratos (Panes, dulces, chucherías) aumentan los niveles de glucosa que tenemos en la sangre.

El exceso de hidratos de carbono se convierte en grasa por efecto del normal funcionamiento metabólico.