Una buena nutrición o alimentación balanceada, es aquella que involucra todos lo nutrientes necesarios para el buen desarrollo de cada uno de nosotros.

Entre 30-40% de las muertes por cáncer se relacionan con factores alimentarios.

Se estima que un cambio en la alimentación puede reducir la incidencia global del cáncer entre este mismo porcentaje.

No comer suficientes alimentos con vitaminas podría desempeñar una función en el surgimiento de esta enfermedad.