Los malos hábitos de salud, son aquellas acciones o conductas negativas que son repetidas por una persona de un modo sistemático. Estas acciones o conductas tienen consecuencias negativas en la salud, traen daños irreparables, son difíciles de corregir y conllevan a tener una peor calidad de vida.

Hay que aprender a reconocer estos hábitos en cada uno de nosotros, así podremos tener un mejor control sobre ellos y tomar los pasos adecuados para cambiar.

Dentro del grupo de malos hábitos, vamos a citar los que son más dañitos y los que nos hacen más propensos a desarrollar ciertos tipos de cáncer.

Regala buenos hábitos. La distancia que recorres en el camino del bienestar te acerca a los tuyos y te aleja del cáncer. Prevenirlo es cuestión de tener una buena rutina alimenticia y física. Enséñale a tus hijos la importancia de mantenerse sanos y cuidar su cuerpo, así estarán juntos más tiempo.