El cáncer no es una enfermedad contagiosa, una persona saludable no puede contagiarse de otra persona que este padeciendo esta enfermedad. No existe evidencia que demuestre que al tener contacto cercano con una persona con Cáncer, ésta pueda contagiar a otra que este sana.

Por lo general, las células cancerosas de una persona no pueden sobrevivir en el cuerpo de otra persona sana ya que el sistema inmunológico de la persona sana reconoce las células extrañas y las destruye, incluyendo las células cancerosas de otra persona.

Si el cáncer fuese contagioso, podríamos esperar una alta tasa de cáncer entre los familiares y los amigos de los pacientes con cáncer y entre los profesionales médicos debido a su exposición a la enfermedad. Sin embargo, esto no está demostrado que ocurra.

El hecho que el cáncer podría ocurrir con más frecuencia en ciertas familias no significa que los miembros de una familia hayan contraído el cáncer entre ellos. Existen otras razones para que esto pueda ocurrir:

  • Los miembros de una familia comparten los mismos genes.
  • Los familiares pueden presentar estilos de vida no saludables similares como por ejemplo, malos hábitos alimenticios y el hábito de fumar.

Las personas con cáncer necesitan estar cerca de otras personas

Usted no tiene que alejarse de alguien con cáncer, pues no es una enfermedad que se contrae por estar en contacto con alguien que lo padezca. No tenga miedo de visitar a alguien con esta enfermedad; pues él o ella necesita que le visiten y le apoyen.