Básicamente la prevención tiene el propósito de evitar la aparición de riesgos para la salud de una persona, de su familia y de su comunidad.

Esto quiere decir, que se pueden tomar pasos para que un problema no aparezca y para disminuir sus efectos.

Prevenir significa anticiparse, adelantarse, actuar para evitar que algo ocurra, es decir, algo que no queremos que pase.

Hay algunos tipos de cánceres que se pueden prevenir, y otros que se pueden diagnosticar temprano mediante la ejecución de exámenes sencillos.