Son aquellas circunstancias que aumentan las probabilidades de contraer una enfermedad, en tal sentido se han enumerado:

  • Tabaco
  • Envejecimiento
  • Algunos genes
  • Rayos de sol
  • Radiación ionizante (por ejemplo rayos X en tiempo prolongado)
  • Ciertos productos químicos y otras sustancias
  • Algunos virus y bacterias
  • Ciertas hormonas
  • Antecedentes familiares de cáncer
  • Alcohol
  • Dieta deficiente
  • Falta de actividad física y sobrepeso

Señales de Alarma:

  • Bultos o nódulos
  • Heridas o úlceras que no cicatrizan
  • Dolor persistente en el tiempo
  • Manchas o lunares que cambian de tamaño, forma, color y simetría
  • Sangrado o hemorragias anormales
  • Tos y/o ronquera persistente
  • Cambios en los hábitos urinarios y/o intestinales
  • Pérdida de peso no justificado

En algunos casos estas enfermedades son compatibles con otras enfermedades, por ello ante cualquiera de estos u otros síntomas consulte de inmediato a su médico.

En muchos casos de cáncer no hay manifestación de ningún síntoma. Por eso acudir al medico para chequeos anuales sigue siendo una recomendación valedera para la prevención de enfermedades neoplásicas.