Hoy 15 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Linfoma

El linfoma es un tipo de cáncer que se presenta en las células linfáticas ubicadas principalmente en los ganglios, por consiguiente, una de las manifestaciones típicas de esta patología es el aumento de volumen de estos pequeños órganos con forma ovoidea. En ocasiones, esta afección puede tener un origen extraganglionar, situándose en el tubo digestivo, pulmón, piel, bazo, hígado, médula ósea o en donde exista la presencia de tejido linfoide.

El doctor Javier Soteldo, primer vicepresidente de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela, comentó que la inflamación puede presentarse en los ganglios de las axilas, la ingle, el cuello y en la zona extrapleural, situada en el centro del tórax. En esta última región, el linfoma presenta más dificultad de diagnóstico, ante la no posibilidad de palpar el ganglio. Al respecto, el galeno enfatizó que “existen síntomas generales para sospechar la presencia del linfoma y estos responden a una fiebre vespertina, pérdida de peso inexplicable y la sudoración nocturna sin estar en un clima caluroso”.



Con respecto al diagnóstico de este tipo de cáncer, el doctor Soteldo expresó que se efectúa a través de una biopsia del ganglio que presente un aumento de volumen. Luego se determina el tratamiento, los cuales pueden incluir diversos regímenes de quimioterapia, radioterapia, inmunoterapia o combinaciones de estos, dependiendo del tipo de linfoma: Hodgkin o no Hodgkin, y el avance de la enfermedad.

“El trasplante de médula ósea es una alternativa que puede dar mejores resultados que la quimioterapia convencional y la radioterapia. Se utiliza como tratamiento complementario, en aquellos pacientes que no responden a las terapias de primera línea o requieren más de dos opciones para lograr una respuesta adecuada”, acotó el especialista. 

Como recomendación, el primer vicepresidente de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela indicó que cuando los síntomas antes citados que se prolonguen más de quince días, y presenten un aumento del ganglio, lo más conveniente es acudir a un especialista en oncología para descartar que se trate de linfoma o alguna otra enfermedad.

“En la Sociedad Anticancerosa nos mantenemos en contacto continuo con los venezolanos, a través de nuestro sitio web:www.sociedadanticancerosa.org.ve donde pueden conseguir información sobre las actividades que vamos a cumplir con nuestras clínicas móviles realizando pesquisas de algunos tipos de cáncer,” concluyó Soteldo.