Somos lo que comemos

La Sociedad Anticancerosa de Venezuela con la colaboración de UNICASA, llevó a cabo el Programa “La Lonchera de mi Hijo”, en cinco instituciones educativas del Distrito Capital

Es a temprana edad cuando se forman los hábitos alimenticios, uno de los factores determinantes en el mantenimiento de la salud o en la aparición de ciertas patologías. Por tal razón, la Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV) con la colaboración de Unicasa, ejecuta cada año el Programa “La Lonchera de mi Hijo”, el cual cumple con el objetivo de prevenir enfermedades relacionadas con la nutrición y específicamente el cáncer.

La Coordinadora de Investigación y Docencia de la SAV, Angélica Castillo, resaltó la importancia y el alcance del proyecto en el ámbito educativo.  “La Lonchera de mi Hijo" integra a la comunidad educativa en un plan de buenos hábitos alimenticios, porque creemos que los niños que crecen sanos tienen mayores probabilidades de ser adultos saludables. Por tal razón, brindamos información a través del primer elemento de la prevención que es la educación. Con motivo de la Semana de la Alimentación, en noviembre visitamos cinco colegios y nuestras actividades tuvieron más de ochocientos beneficiarios directos”.

El Programa “La Lonchera de mi hijo”  estuvo presente en las siguientes instituciones: Escuela Bolivariana para la Diversidad Funcional Auditiva Caracas, Colegio Santa Ana, Unidad Educativa Gerónimo Pompa C.A, Centro de Educación Inicial Alfredo Maneiro y Unidad Educativa Nacional Escuela Martínez Centeno. Se inició con una charla sobre nutrición y hábitos alimenticios. Luego se efectuó una obra de títeres educativa, en colaboración del Teatro El Almendrón. Finalizó con un taller de actividades que incluyó el uso de plastilinas, colores y dibujos, en la cual los niños compartieron el conocimiento adquirido. 

Carlos Rivas, Gerente de Responsabilidad Social de Unicasa, comentó los beneficios del Programa. “Al hacer una transformación adecuada de nutrición, se contribuye a la salud de las personas. Esto representa un impacto positivo para los venezolanos que de algún modo están siendo beneficiados con el Programa. Nosotros queremos contribuir para que la alimentación se convierta en un factor de prevención de enfermedades crónicas no transmisibles como lo es el cáncer”, expresó.

Con respecto a los avances de este programa, la vocero de la SAV indicó lo siguiente: “Queremos destacar que hicimos el primer contacto para realizar el año que viene un conversatorio con la Sociedad de Padres y Representantes, para hablar sobre lo que significa preparar una lonchera nutritiva. Esperamos que en futuras oportunidades podamos llevarlas a cabo. La idea es seguir avanzando en la elaboración de una lonchera balanceada desde el punto de vista energético, de cantidad y calidad”.

En el sitio web www.laloncherademihijo.org, se puede encontrar información nutricional sobre cómo elaborar un lonchera tipo desayuno, almuerzo o merienda. Igualmente, la página ofrece recomendaciones para los padres y docentes. Los niños encontrarán juegos, dibujos y recetas divertidas.