Cuando “cáncer” es la palabra clave en el diagnóstico, surgen muchas preguntas: el pronóstico de la enfermedad, los tratamientos más adecuados y el proceso para afrontar el dolor son algunas de ellas, según el MD Anderson Cancer Center de Madrid.

Las personas con cáncer hacen “preguntas muy abiertas” porque quieren estar “bien informadas” sobre esta enfermedad que tiene un impacto en cada faceta de la vida.

“Por eso, es fundamental que los especialistas sepamos dar las respuestas que ellos necesitan, adaptando siempre nuestros mensajes a cada persona”, explica la doctora Sara Encinas, del Servicio de Oncología Médica del  MD Anderson Cancer Center Madrid.

Las preguntas

Este centro, especializado en la prevención, diagnóstico precoz y tratamiento del cáncer, ha recopilado las diez preguntas más comunes que recibe de sus pacientes tras la detección:

  1. ¿Cuál es el pronóstico de mi enfermedad? El futuro es la preocupación inmediata cuando se habla de cáncer. El reto de los especialistas es explicar “la realidad de manera cercana” y las alternativas disponibles para cada caso.
  2. Mi cáncer es incurable, pero ¿hay algo que se pueda hacer? Los tratamientos contra esta enfermedad han avanzado significativamente. “Que un tumor no tenga cura definida no significa que no haya opciones para mejorar la calidad de vida”.
  3. ¿Cómo me pueden afectar los tratamientos? A pesar de que la quimioterapia tiene efectos secundarios, las terapias “se ajustan a cada paciente para minimizarlos”. Cabe destacar que “todos son reversibles y tratables”.
  4. ¿Cómo puedo prepararme para la quimioterapia? El MD Anderson Cancer Center informa que los pacientes reciben una descripción detallada sobre este tratamiento y sus efectos secundarios. “Se recomienda visitar a un odontólogo porque algunas terapias repercuten en la salud bucodental”.
  5. ¿Hay algo que dependa de mí? Sí. Quienes tienen cáncer deben cuidar su alimentación y mantener su vida social “con una actitud positiva” para “asimilar el diagnóstico y afrontar el proceso terapéutico” de la mejor manera.
  6. ¿Es bueno el ejercicio físico? Sí. La actividad física “adaptada a cada paciente” aumenta las defensas del organismo y la resistencia, lo que contribuye a la recuperación y evita “posibles complicaciones del tratamiento”.
  7. ¿Puede estar en riesgo mi fertilidad? Según este centro oncológico, para las personas con riesgo de perder la fertilidad hay soluciones. “Existen programas de preservación de óvulos o esperma para dejar abierta la posibilidad de una fecundación in vitro”.
  8. ¿Significa que mi familia también está en riesgo de cáncer? Esta es una de las inquietudes más frecuentes “entre los pacientes más jóvenes”. El MD Anderson Cancer Center aclara que sólo un 5% de los cánceres son hereditarios y añade que “los casos más sospechosos de herencia genética” se trasladan a la Unidad de Consejo Genético, que hace un estudio más profundo.
  9. ¿Afectará el dolor a mi calidad de vida? Aunque “el dolor es uno de los síntomas más limitantes”, la ciencia ha desarrollado numerosas opciones terapéuticas para controlar esta sensación y mejorar la calidad de vida.
  10. Soy familiar, ¿qué puedo hacer yo? El apoyo es crucial para quienes emprenden esta dura batalla. Por eso, “informarse y acompañar al paciente son labores fundamentales” de quienes tienen a un familiar en esta situación.

Los expertos de este centro indican que la mayoría de los pacientes tiene una marcada tendencia a “implicarse en la toma de decisiones” desde las primeras fases del proceso oncológico con el fin de conocer, de manera global, cómo será la evolución de la enfermedad.