¿Qué es la quimioterapia?

La quimioterapia es un método que se utiliza para combatir el cáncer y otras enfermedades proliferativas. Este tratamiento es utilizado para atacar las células del cuerpo humano que tienen un crecimiento anormal, ya sea destruyéndolas o controlando su crecimiento. Estos tratamientos suelen consistir en la combinación de diferentes medicamentos, los cuales son dados al paciente en forma intermitente o en ciclos (semanal, cada 2,3 ó 4 semanas). Cuando el tratamiento es estructurado, los médicos suelen incluir medicación para prevenir las náuseas y los vómitos y las reacciones alérgicas.

Cada caso es único, así que su tratamiento será determinado independientemente, para que de esta manera se obtenga el resultado más óptimo.

¿Para qué sirve la quimioterapia?

Los medicamentos usados en quimioterapia están destinados a destruir las células neoplásicas, tanto en el tumor inicial como en las metástasis (aparición de focos de tumor fuera del lugar original).

Los objetivos de la quimioterapia pueden ser:

- Curar, sola o conjuntamente con cirugía y/o radioterapia.

- Mantener la enfermedad controlada.

- Mejorar los síntomas y hacer que la calidad de vida del paciente sea mejor.

¿Cómo se administra a los pacientes la quimioterapia?

Usted puede recibir la quimioterapia:

- Por vía intravenosa

- Por vía oral (en pastillas o cápsulas)

- Por otras vías menos habituales (intramuscular, subcutánea, intravesical, intratecal, intraperitoneal, tópica)

Se utilizará una vena para administrar el tratamiento por vía intravenosa, esta vena puede bien ser en el brazo, o bien recurrir a un catéter que se conecta a una vena que esté cercana al corazón. Cuando la quimioterapia se administra por vía intravenosa, la duración de cada ciclo puede ser muy variable: desde unos pocos minutos hasta varias horas.

¿Dónde se administra la quimioterapia?

Puede recibir la quimioterapia en el hospital de día (sin necesidad de ser ingresado en el hospital). Su médico le indicara la forma más adecuada para su caso.

Es normal, sobre todo al principio, que usted tenga temores propios de alguien que se está enfrentando a algo totalmente nuevo. Trate de estar relajado durante el tratamiento. En esos momentos puede ser de ayuda traer consigo distracciones sencillas: libros, revistas, pasatiempos, música tranquila.

¿Qué efectos secundarios tiene la quimioterapia?

Los efectos secundarios o adversos de la quimioterapia se producen, en gran parte, porque estos fármacos también dañan, aunque mucho menos, a las células normales del organismo, en especial a las células que están en continua renovación, como las células sanguíneas (glóbulos blancos, rojos, plaquetas), las de las mucosas, las reproductoras, y las de la piel y cuero cabelludo.

Dentro de los efectos más comunes se encuentran los siguientes:

Mucositis

Es la aparición de lesiones, fundamentalmente en la mucosa de la boca y/o garganta. Puede ir desde un simple enrojecimiento hasta llagas o úlceras dolorosas. También puede afectar irritando otras mucosas (conjuntiva del ojo, mucosa vaginal).

La quimioterapia también puede afectar ocasionar sequedad en la boca.

Consejos:

- Use pasta y cepillo de dientes suaves

- Ablande las cerdas con agua caliente antes del cepillado

- Utilice enjuagues bucales que no contengan alcohol

- Realice enjuagues con agua tibia, bicarbonato y sal

- Coma alimentos blandos o triturados fríos o a temperatura ambiente

- Utilice chicles o caramelos sin azúcar para favorecer la salivación

- Si a pesar de estas medidas, aparecen estas lesiones, coméntelo con su medico

- Si nota sequedad o irritación en los ojos, puede utilizar cualquier tipo de lágrimas artificiales

- En caso de irritación de la mucosa vaginal, puede utilizar alguna crema especifica o lubricante, preferiblemente que no contenga hormonas.

Náuseas y vómitos

Las náuseas y los vómitos son efectos secundarios frecuentes que, si se presentan, pueden alterar su vida normal.

La posibilidad de que aparezcan y su intensidad dependen del tratamiento empleado, de las dosis administradas, y de la susceptibilidad de la persona.

Generalmente las náuseas y los vómitos empiezan pocas horas después del tratamiento y duran poco tiempo, aunque con algunos medicamentos pueden aparecer de forma más tardía (a los 2 o 3 días del tratamiento).

Es conveniente avisar a su médico o enfermera si usted siente muchas náuseas o ha estado vomitando durante más de un día.

Estos síntomas se pueden aliviar con fármacos llamados antieméticos. Habitualmente, los antieméticos se administras junto con la quimioterapia. Si su médico lo considera aconsejable, le prescribirá tratamiento para su domicilio.

Consejos:

- Reparta la comida en pequeñas cantidades, 5-6 veces al día

- Procure sentarse a comer en un ambiente relajado

- Evite olores desagradables. Es preferible que en los días inmediatos al tratamiento, otra persona se encargue de preparar las comidas

- Es aconsejable tomar las comidas a temperatura ambiente o frescas, ya que las calientes pueden favorecer a la aparición de náuseas

- Coma despacio, masticando bien los alimentos

- Evite comidas ricas en grasas, ya que dificultan la digestión

- Descanse después de cada comida, preferiblemente sentado, al menos durante una hora

- Evite la ropa apretada

- Si las náuseas son un problema por la mañana, trate de comer alimentos secos, como cereales, pan tostado, antes de levantarse.

Diarrea

Cuando la quimioterapia afecta a las células que recubren el intestino, el funcionamiento del mismo puede verse alterado. Como consecuencia puede aparecer diarrea. Si la diarrea aparece y es notable (dura mucho o es muy intensa) es recomendable consultar con su médico.

Consejos:

- No tome ningún medicamento que no haya sido recetado por un médico

- En las primeras horas, tras el inicio de la diarrea es preferible que realice dieta absoluta, para que el intestino descanse

- Comience a introducir, lentamente, líquidos (pequeños sorbos durante el día)

- Evite comidas que contengan mucha fibra

Estreñimiento

Algunos de los fármacos de la quimioterapia pueden producir disminución de los movimientos intestinales provocando estreñimiento. Este puede verse también favorecido por los cambios en la alimentación, la disminución de la actividad física, menor ingesta de líquidos, o efectos de otras medicaciones que usted pueda estar tomando.

Consejos:

- No tome laxantes, ni utilice enemas sin consultar previamente al medico

- Si no existe contraindicación para ello, tome alimentos ricos en fibras

- Beba mucho líquido durante el día

- Haga ejercicio suave todos los días, caminar es muy recomendable

Alopecia

La caída del cabello, también llamada alopecia, es un efecto secundario frecuente, pero no obligado, del tratamiento de quimioterapia. Se produce por la acción de los distintos fármacos sobre el folículo piloso provocando la pérdida del pelo.

La caída del cabello puede afectar también al resto de las partes del cuerpo como axilas, brazos, piernas, cejas pestañas, barba, etc…

La caída del pelo puede empezar unas dos semanas después de empezar el tratamiento. Es normal, que después de la caída del pelo, usted pueda notar dolor en el cuero cabelludo.

Concejos:

- Emplee siempre champús suaves

- No utilice cepillos cuando se esté secando el pelo

- No te tiña el pelo ni se haga permanentes

- Proteja su cuero cabelludo del sol