¿Qué es la Radioterapia?

La radioterapia consiste en un tratamiento basado en el uso de radiaciones ionizantes (rayos X o radioactividad, la que incluye los rayos gamma y las partículas alfa). Este tratamiento se utiliza a nivel Oncológico usando las radiaciones para eliminar las células tumorales (cancerígenas). La Radioterapia actúa sobre el tumor, destruye las células malignas, impidiendo así que crezcan y se reproduzcan.

Tipos de Radioterapia:

- Radioterapia externa (Teleterapia)

Cuando una máquina fuera del cuerpo dirige la radiación a las células cancerosas.

- Radioterapia interna (Braquiterapia)

Cuando la radiación se introduce dentro del cuerpo, en las células cancerosas o cerca de ellas

- Radioterapia Radical, Paliativa, Exclusiva y Sincrónica

¿Cómo se administra a los pacientes la Radioterapia?

La radioterapia puede administrarse de tres formas:

- La Radioterapia externa

También llamada Radiación de Rayos Externos, para esto se usa un aparato que envía rayos de alta energía hacia el tumor. Es común que un paciente reciba tratamiento de Radioterapia externa por varias semanas, y suelen ser de manera ambulatoria.

- La Radioterapia interna

También conocida como Braquiterapia, es la que usa una fuente radiactiva en forma de alambre, semilla o globo pequeño lo cual es conocido como implante. Este implante se coloca dentro o muy cerca del tumor.

- La Radiación sistémica

Es la que se administra mediante medicamentos conocidos como Radiofármacos, estos son radioactivos y tratan algunos tipos de cáncer.

¿Dónde se administra la quimioterapia?

Los tratamientos de Radioterapia suelen administrase en los centros ambulatorios de centros médicos. Cuando su médico opina que usted debe recibir este tipo de tratamiento el mismo elaborará un plan detallado, este plan incluirá:

- Hacia donde se apuntaran los rayos

- Cuanta radiación debe recibir usted

El objetivo es aplicar la cantidad apropiada de radiación para que el tumor deje de crecer o disminuya.

¿Qué efectos secundarios tiene la Radioterapia?

Fatiga o Cansancio

Surgen levemente en las primeras sesiones, y van aumentando hasta que el paciente acaba el tratamiento. Esto sucede debido a la alta cantidad de energía que cuerpo destina a pelear esta enfermedad y a reparar a su vez el daño que este tratamiento hace a los tejidos sanos.

Durante el tratamiento el paciente debe tratar de no hacer demasiadas cosas. Hay que limitar las actividades y es aconsejable descansar lo más posible, trate de dormir lo más que pueda para recuperar energía.

Irritación y enrojecimiento en el área tratada

La irritación y enrojecimiento es un efecto secundario común en el la Radioterapia, su apariencia es parecida a una quemadura provocada por el sol. Al terminar el tratamiento este efecto debe desaparecer. Es aconsejable tratar usar ropa holgada sobre el área afectada. Tenga mucho cuidado con los tipos de cremas que use, no todas son apropiadas, consulte con su médico antes utilizar cualquier producto. Trate de proteger su piel con bloqueador solar con un factor de protección  de 15 o mayor cuando este fuera.